lunes, 28 de diciembre de 2015

Éstos son los cuatro peores teléfonos que hemos visto en 2015

Samsung Galaxy J1

Aunque en general ha sido un buen año para Samsung con su cambio radical en su línea premiumla gama baja sigue decepcionando. Aunque parezca increíble, el Galaxy J1 fue lanzado en febrero de este año. Cuenta con un set de especificaciones que dejarían a más de uno creyendo que estamos de vuelta en el año 2012.
En el interior de este dispositivo podemos observar un procesador Spreadtrum dual-core a 1.2 GHz. Los dos núcleos se van quedando cortos en 2015. En cuanto al panel, tenemos una pantalla de 4,3 pulgadas de 480 x 800 píxeles de definición, algo especialmente ridículo. En cuanto a la memoria RAM “disfrutaremos” de la altamente insuficiente cifra de 512 MB.
Lo peor llega en el apartado del precio ya que el Samsung Galaxy J1 está disponible por 99 euros. Estamos hablando de un precio que puede conseguir algo tres veces mejor en el mercado chino.

HTC One A9

Aquí viene una elección muy difícil. Para HTC, el año 2015 no ha sido de los mejores ni de lejos. Acompañando el relativo fracaso del HTC One M9 debido a su repetitivo diseño, sobrecalentamiento del procesador y falta de innovación, fue el turno de la posible salvación de la firma taiwanesa, el One A9.
Con el HTC One A9, HTC pretendía salir de la racha de malos resultados obtenidos últimamente, no obstante, sorprendió a más de uno, pero no de una manera positiva. En su interior tenemos unprocesador Snapdragon 617, un chip de gama media que corre a 1,5 GHz. La pantalla, de tecnología AMOLED, disfruta de una generosa resolución Full HD, y en el apartado de memoria tenemos 3 GB de RAM y 16 GB de memoria interna.
Hasta aquí, nadie habría dicho que se trata de una mal dispositivo, sin embargo, el problema llega al mencionar el precio, ya que estamos hablando de 599 euros cuando fue lanzado oficialmente. Éste ha sido uno de los mayores errores por parte de HTC, y su futuro se ha resentido por ello.

Sony Xperia E4

Para Sony, 2015 ha sido un año un tanto ajetreado también. Aunque no tan negativo como para HTC, Sony no ha obtenido los mejores resultados financieros. En parte, ésto se debe a las pobres ventas del Sony Xperia Z3+, también conocido como Sony Xperia Z4 en otros países.
Sin embargo, en este artículo nos centramos en el Sony Xperia E4, un terminal destinado a la gama baja que se vende por el deslumbrante precio de 160 euros. En su interior encontramos un procesador MediaTek de cuatro núcleos a 1,3 GHz acompañado de únicamente 1 GB de RAM y 5 GB de memoria interna.
El precio es excesivamente alto, y las especificaciones son excesivamente bajas. Por esas razones deberías evitar este dispositivo, pudiendo ahorrarte bastante dinero si te haces, por ejemplo con un Meizu M2 Note o Xiaomi Mi 4i.

Alcatel Pop 2

Un tanto parecido en cuanto a especificaciones y precio al Samsung Galaxy J1, el Alcatel Pop 2 cae en esta lista en la que ningún teléfono Android debería caer. Nos encontramos en este smartphoneun dispositivo con una capa nada ligera y altamente personalizada, lo cual hace caer detrás de cualquier otro terminal de su rango.
En cuanto a especificaciones, tenemos un procesador Qualcomm Snapdragon 410 de cuatro núcleos que no está nada mal. Sin embargo, aquí acaba lo bueno y empieza lo malo. En cuanto a memoria interna disfrutaremos de 8 GB, sólo estando disponible para el usuario 5 GB.
En cuanto a la pantalla, tenemos un diminuto panel de 4,5 pulgadas con definición 480 x 800 píxeles, una cantidad que nos da una densidad de 218 píxeles por pulgada, algo que los amantes de los píxeles odiarán.