miércoles, 21 de octubre de 2015

10 razones por qué todos deberían tener una amiga con derechos

Aunque tener una relación seria y formal, con base en un compromiso de ambas partes, tienen satisfacciones que no se pueden medir tan fácilmente, tener una persona con la que se puede hacer todo lo de novios pero sin el compromiso, es muy llamativo y tentador. 
Estamos hablando de la opción de poder tener varias parejas en la cama, sin tener que responderle a una en específico, pero sin poder compartir ciertas cosas que tienen mucho valor sentimental. Todo depende de lo que se quiera y lo que estén dispuestos a ofrecer y recibir. 
 
Por mientras deciden, estas son 10 razones muy buenas para conseguir una novia con amplios derechos. 
 
1.- Eres libre de hacer y deshacer 
 
Es una de las principales ventajas, nada de estar obligado a las cenas con la familia de ella ni de ir a las fiestas aburridas. Olvídate de los aniversarios de los detalles, aquí todo es directo al grano y sin rodeos. Si quieres irte con otra te vas, si te quieres quedar con ella, te quedas. 
 
2.- Olvídate de recibir y de dar
 
Lo único que se dan en estas relaciones, es debajo de las sabanas. Eso de los regalos para celebrar fiestas importantes, aquí se queda afuera. ¿Cuándo has visto que alguien diga que cumplen años de ser amigovios? No existe. 
 
3.- Directo y sin rodeos
 
Las cosas van como son, nada de celos y ni de estar buscando en las fotos con quién anda y qué está haciendo. En este tipo de unión nadie es de nadie. 
 
4.- Sin responsabilidades 
 
Puede que sea una de las ventajas más importantes. No tienes que recordar fechas importantes, porque no las hay, ni tienes que andar buscando regalos en navidad y menos en el día del amor y la amistad. Bueno, hasta que se establezca el día del amigovio…
 
5.- Nadie es de nadie 
 
Como nunca se estableció un compromiso directo, con responsabilidades y demás. No hay derecho de pedir exclusividad y ser el o la única que es digna de las caricias. Los celos no son permitidos. 
 
6.- Cenas cuando quieres
 
Como la cama es el único vínculo que existe, no hay sentimientos que los puedan atar, pues es obvio que basta con una llamada para recibir un poco de amor…  Y que la otra persona no esté con alguien más  u ocupada en una fiesta familiar.  
 
7.- No hay sentimientos involucrados 
Como puede ser bueno, puede ser malo. Todo depende de lo que quieras, si quieres compartir la cama con alguien que te gustaría se quedará a dormir, esto no es para ti. Todo aquí es superficial y sin ningún futuro. 
8.- Todo es en base a acuerdos
 
No hay reglas preestablecidas como en el noviazgo. Aquí todo se habla y se establece primero. Y como hay una mejor comunicación. La relación va a ser mucho mejor. 
 
9.- Siempre hay un ¨hasta aquí¨
 
Cuando empiezan los dramas, no llegan muy lejos. Como nadie tiene la posibilidad de exigirle al otro. Todo empieza y acaba en un berrinche. 
 
10.- Se disfruta 
 
Si eres un alma libre al que no le gustan los compromisos, es la mejor opción para ti. No importa tu género, es una buena idea para intentar.