domingo, 2 de agosto de 2015

¿Qué le ocurre a tu cuerpo cuando dejas de consumir carbohidratos?

Quienes se han trazado el objetivo de bajar de peso y reducir su grasa abdominal, suelen eliminar drásticamente de sus dietas el consumo de carbohidratos, sin saber que esto podría ser perjudicial para su salud.

Y es que los carbohidratos son la principal fuente de energía necesaria para la actividad física, que es igual o incluso más importante que una dieta restrictiva si lo que se quiere es bajar de peso.

En ese sentido, los expertos aseguran que lo mejor NO es dejar de consumir este tipo de alimentos, sino saber elegir los más adecuados. Es decir que en lugar de consumir carbohidratos refinados en base a harina blanca o alimentos procesados, debes optar por los productos integrales y los granos enteros.

Para un mejor entendimiento de lo que pasa con tu cuerpo cuando quitas por completo la ingesta de carbohidratos, la revista especializada 'Woman’s Health', consultó con expertos en nutrición quienes explicaron las consecuencias.

Pierdes más agua que grasa

Según la nutricionista y entrenadora, Marie Spano, al reducir el consumo de carbohidratos pierdes bastante peso, pero pierdes más agua que grasa. “Cuando los carbohidratos se almacenan en forma de glucógeno, cada gramo de reservas de carbohidratos almacena tres a cuatro veces su peso en agua”, señala.

Puedes sufrir algunos malestares

Los carbohidratos son la principal fuente de energía del cerebro. Por lo mismo, cuando reduces mucho su consumo el cerebro funciona con menos “combustible” al tener pocas reservas de glucógeno. Y cuando el glucógeno se agota, tu cuerpo descompone la grasa y libera pequeños fragmentos de carbono llamados cetonas, que producen mal aliento, sequedad en la boca, cansancio, debilidad, mareos, insomnio, náuseas y confusión mental", dice Spano.

Tus antojos disminuyen

Un estudio publicado en 'American Journal of Clinical Nutrition' apunta que el alza de los niveles de azúcar en el cuerpo, provocada por los carbohidratos, activa los centros de adicción en el cerebro, lo que genera antojos luego. Es mejor consumir cereales integrales ricos en fibra, que si bien son carbohidratos tienen la ventaja de poder saciar tu apetito sin elevar tus niveles de azúcar, dice la nutricionista estadounidense Alex Caspero.

Tus niveles de energía pueden disminuir

Spano señala que los granos enteros son una buena fuente de hierro, magnesio y vitaminas del grupo B, las cuales son fundamentales para mantener tus niveles de energía. Además, como explicamos antes, los carbohidratos son la fuente preferida de combustible del cuerpo, y cuando falta, todo funciona más lento, dice Caspero.

Puedes ir menos al baño

Los granos enteros son una gran fuente de la fibra necesaria para estabilizar los niveles de azúcar en sangre, reducir el riesgo de obesidad y enfermedades crónicas. Además, permite ir al baño regularmente, según Spano.

Puedes andar de mal humor

Los carbohidratos aumentan los niveles cerebrales del neurotransmisor serotonina, que ayuda a sentirse bien, señala Caspero. Por ello, cuando dejas de consumir carbohidratos, tu buen humor se puede resentir.

Te costará más ejercitarte

Spano asegura que la principal fuente de energía para ejercitarse, incluyendo los de resistencia, se obtiene de los carbohidratos. Cuando quitalos los carbohidratos de tu dieta, tu energía se reduce, disminuyendo los niveles de hidratos de carbono almacenados en tu cuerpo, y con ello se reduce también tu fuerza y potencia.